5 / 948

Historia de un fiasco

El arrinconamiento de la justicia en la desnazificación

<p>
	El cazanazis Simon Wiesenthal.</p>

El cazanazis Simon Wiesenthal.

En sus momentos álgidos, los archivos del Partido Nacionalsocialista llegaron a contar con más de ocho millones de fichas de afiliación, a las que habría que añadir las de las organizaciones subsidiarias. En los mismos días, decenas de campos de concentración funcionaban a pleno rendimiento en los territorios del Reich.

Tras la derrota en la Segunda Guerra Mundial, casi nadie se consideraba nazi ni conocía a nazi alguno, y tampoco sabía lo ocurrido en los campos. Es más, parecía como si prácticamente todos los alemanes hubieran estado en contra de Hitler y los suyos: «Los soldados de los ejércitos triunfadores y los supervivientes de los campos de concentración no dejaron de encontrarse con alemanes que les aseguraban que siempre habían estado en contra de los nazis», señala el escritor estadounidense Andrew Nagorski. ¿Qué hacer con unas gentes tan olvidadizas? ¿Cómo impartir justicia, si no había responsables?

Esta paradoja fue uno de los motivos que indujo a Nagorski a entrevistar a una sesentena de personajes que, de una u otra manera, habían intervenido en la persecución y el castigo de los principales culpables de las atrocidades cometidas por el régimen nazi. Quería hacerse una idea de los problemas con que se encontraron para desarrollar su labor. Estas entrevistas, unidas a una copiosa documentación, han dado lugar a Cazadores de nazis. El libro puede parecer estructurado a partir de una serie de relatos individuales –entre ellos, los de los fiscales William Denson, Jan Sehn o Fritz Bauer, pero también los de actores no oficiales, como los esposos Klarsfeld o Simon Wiesenthal–. No obstante, lo que pretende el autor es que esos relatos confluyan para darnos una visión global del proceso de desnazificación, y desde luego lo consigue.


Seguir leyendo

Libros relacionadosˇ
978-84-16354-13-9
Cazadores de nazis
Cazadores de nazis
Andrew Nagorski