103 / 1000

I’m your fan

Conversación con Bob Stanley

<p>
	El músico y escritor Bob Stanley.</p>

El músico y escritor Bob Stanley.

Fan. Fan de la música pop. Así se define Bob Stanley, este inglés de 52 años, músico, DJ, periodista. No, periodista no, fan.

Stanley, ocasional pinchadiscos, ex productor y dueño de una disquera y tecladista estable de los elegantemente británicos Saint Ettiene es, también, aunque lo niegue, crítico y periodista musical desde hace largos años en publicaciones como Mojo, NME, The Guardian y The Times.

Y como escritor y periodista, pero más que nada como fan, publicó en 2013 Yeah! Yeah! Yeah! La historia del pop moderno (cuya traducción al español circula en Montevideo desde abril a través de Turner Noema-Océano), un ameno y monolítico ensayo en el que intenta explicar el devenir de la música pop, a la que define como «toda la que entra en las listas de éxitos, así se trate de Buddy Holly, Black Sabbath o Buck Fizz».

¿Qué tuvieron en común la huelga que inició en 1941 la Asociación de Autores y Compositores estadounidense (ASCAP) con el éxito y la consagración de Beyoncé? A través de 59 capítulos, tan profundos como entretenidos, Stanley recorre seis largas décadas de música popular angloparlante con rigor y humor. Basado especialmente en las listas de éxitos, pero sin descuidar el mundo indie, traza perfiles de artistas, productores, géneros y subgéneros y, con afán de arqueólogo, resucita decenas de nombres ya olvidados.

Y, además, Stanley toma partido y no teme ser sarcástico con lo que no le gusta, vacas sagradas incluidas. Así, prefiere a los Beatles por sobre los Stones, rescata la nobleza de los Sex Pistols frente a los Clash ―de los primeros recuerda, por ejemplo, un concierto a beneficio de los bomberos en huelga, en la Navidad de 1976, «parias actuando para otros parias, el poder indiscutible de la música», al tiempo que acusa a los de Strummer de «dar vergüenza ajena» con sus «brotes fundamentalistas»― y carga las tintas sobre Bono, Sting, Bob Geldof y el elenco de Band Aid, entre otros. En cambio, reserva deliciosos capítulos para Abba y los Bee Gees.

Yeah! Yeah! Yeah! puede leerse como un ensayo, un compendio de artículos periodísticos, más de 700 páginas de historia y reflexión, como cualquier cosa, menos como un manual. Es, en todo caso, un punto de partida para conocer, asentir, discrepar, putear y seguir construyendo opinión. Ese es, al fin y al cabo, el mejor regalo que un fan, periodista o no, puede hacerle a la música que ama.

 

Seguir leyendo

Libros relacionadosˇ
9788416142224
Yeah! Yeah! Yeah!
Yeah! Yeah! Yeah!
La historia del pop moderno
Bob Stanley