143 / 959

La España sin gente

Reseña de La España vacía

La España sin gente

Y de repente, al llegar al final, el autor se destapa usando por primera vez la primera del plural. «Somos viejóvenes», afirma, y con ese «nosotros» su ensayo cambia y cobra un sentido renovado. El capítulo había empezado muy lejos, en Argentina, describiendo una tendencia musical protagonizada por «jóvenes antijuveniles» que marchan de la ciudad para investigar en su tradición olvidada y descubrir hondura en el pasado rural. Pero esa nueva sensibilidad, en España, últimamente también se estaría reproduciendo en el campo literario entre escritores jóvenes y urbanitas que asumen el germen de su identidad en un país sin gente ―La España vacía del título― pero que es su origen. «Procedemos de allí, de un lugar que no existe o que está a punto de dejar de sentir». A través dela interiorización de ese espacio, concluye Sergio del Molino, paseando por esa geografía, su memoria y el lenguaje de las abuelas, podría refundarse «un patriotismo eficaz». Este es el quiebro final de un libro inesperado que tiene la virtud de desintoxicar discursos petrificados por la reiteración de los lugares comunes.

Seguir leyendo

Libros relacionadosˇ
Laespan%c3%8c%c6%92avacia_turner
La España vacía
La España vacía
Viaje por un país que nunca fue
Sergio del Molino