149 / 1000

Masha Gessen y la autocracia, entre el realismo y la esperanza

<p>
	EL presidente Trump en el despacho oval de la Casa Blanca. Foto: Shealah Craighe</p>

EL presidente Trump en el despacho oval de la Casa Blanca. Foto: Shealah Craighe

Me atrevería a suponer que cuando Masha Gessen (Moscú, 1967) empezó a trabajar en Sobrevivir a la autocracia, el sentido del título era más figurado que literal. En el artículo de noviembre de 2016 que dio origen al libro, Gessen ofrecía una serie de reglas numeradas para "salvaguardar la propia cordura y el respeto por uno mismo" en una época de turbulencia política. La supervivencia física no era precisamente lo más difícil. Como muestra un país como la Hungría de Viktor Orbán, la corrupción y la opresión blanda pueden ser el caldo de cultivo de la autocracia: no digas lo que piensas; si te limitas a mirar el circo, a lo mejor vas tirando.

"En la era de Trump, la mayoría de los estadounidenses no están sometidos al terror del Estado, como los súbditos de un régimen totalitario", afirma Gessen en su último libro. Sin embargo, los últimos meses han demostrado lo que puede pasar cuando el desprecio de un presidente por el conocimiento experto choca con la necesidad urgente de este: "Podíamos haber imaginado, pero no previsto, que una pandemia haría de su ignorancia arrogante algo letal". 

Gessen nació en la Unión Soviética y emigró a Estados Unidos siendo adolescente. En 1991 volvió a Rusia para trabajar como periodista y documentar "la muerte de una democracia rusa que, en realidad, nunca llegó a ser tal". En 2013 regresó a Estados Unidos, donde acabó convirtiéndose en redactora del New Yorker y, dicho sea de paso, una de los críticas más severas de Vladimir Putin y su despiadada consolidación del poder. En su condición de progenitora homosexual, Gessen se había enfrentado a un régimen ruso que amenazaba con quitar los hijos a las familias del mismo sexo. Cuando habla de autocracia, Gessen sabe lo que dice. (Seguir leyendo

Libros relacionadosˇ
9788418428081
Sobrevivir a la autocracia
Sobrevivir a la autocracia
Masha Gessen