1 / 1000

Sasha D. Pack: La invasión pacífica. Los turistas y la España de Franco

Sasha D. Pack: La invasión pacífica. Los turistas y la España de Franco

Artículo

El Imparcial

http://www.elimparcial.es/libros/sasha-d-pack-la-invasion-pacifica-los-turistas-y-la-espana-de-franco-46241.html

 

Como resultado de una larga y minuciosa labor de investigación, Sasha D. Pack sacó a la luz en 2006 su “ópera prima”, en la que se encargaba de analizar el papel del turismo durante la época franquista, haciendo especial énfasis en las décadas de los 50 y los 60. Ahora que por fin ha sido traducida al castellano, se torna más accesible la posibilidad de conocer en profundidad hasta qué punto la industria turística fue un factor relevante para las instituciones y la población de la época.

Para quienes somos más jóvenes resulta fascinante imaginar, a través de las aportaciones del historiador, una España tan diferente de la que conocemos, previa a la etiqueta que los operadores turísticos han logrado otorgarle con el tiempo, y en la que visitar sus tierras podía llegar a ser una aventura llena de exotismo. Queda, asimismo, reflejada la evolución, con diferentes ritmos, de un país que arrastra una leyenda negra hasta un estado moderno que actúa como un verdadero imán para los europeos que buscan un destino vacacional. Es interesante ver además que la promoción del turismo por los diferentes organismos centrales no siempre tuvo lugar con la misma intensidad, sino que sufrió altibajos y entró en clara competencia con otras industrias más tradicionales. Respecto a este tema encontramos, frente al criticado dirigismo español, actitudes análogas en países vecinos: las “guerras del turismo” permiten apreciar resistencias hacia el libre mercado por parte de Francia o Inglaterra.

En relación con esta nueva área de la economía española, figura en un lugar central la manera que se tuvo de promover el llamado “desarrollo”, con el trasfondo de un sueño europeizante y modernizador. Podemos apreciar, junto al triunfo parcial de la industria turística, una adaptación de ésta basada en un modelo global, aunque con un importante toque nacional, que privilegia el paquete de sol y playa, en detrimento de las zonas de interior y del Cantábrico. En este sentido, Pack muestra aspectos tan importantes como el influjo del sector en la creación de infraestructuras, pero también la asimetría del proceso y las tragedias urbanísticas resultantes. La inevitable renuncia al proyecto autárquico desde 1959 supondrá un punto de inflexión a partir del cual la recepción de veraneantes extranjeros ya no se verá como un método “de emergencia” con el que financiar otras fuentes de desarrollo económico.

No falta en el libro una cuestión fundamental: el uso del sector turístico como propaganda interior y exterior. Observamos aquí tanto la lectura en alto de las exitosas cifras para legitimar el régimen de puertas hacia adentro, como la intención de dar una imagen de normalidad de cara al exterior para disimular el déficit democrático, causante del aislamiento político de la Península. En esta línea, se describe la creación y promoción de una “conciencia turística”, y la extraña necesidad de lograr un equilibrio entre una España “diferente” y una España europea con la capacidad de cualquier país moderno para alojar y satisfacer a los exigentes visitantes. Las campañas por la higiene y contra el ruido y la relativa laxitud con que las normas para mantener el decoro público se aplicaban a los extranjeros son algunos de los ejemplos relacionados.

La descripción histórica de los elementos clave influyentes en el despegue turístico de España no se deja nada en el olvido: las iniciativas gubernamentales y las relaciones diplomáticas, la decisiva llegada de Fraga al Ministerio de Información y Turismo, la gestión de la publicidad en el exterior, las batallas por el control de las divisas, el papel de los empresarios, la mejora de hoteles y carreteras, la extensión de los vuelos chárter... Este libro nos ayuda a comprender cómo el turismo llegó a cobrar tal importancia, pero al mismo tiempo, su papel como factor determinante de otras áreas económicas, así como de cuestiones políticas, sociales y culturales: la adaptación del español al visitante, los cambios en el mercado laboral o el impacto en una mentalidad que la Dictadura había pretendido preservar de todo influjo exterior.

El enfoque del autor se centra, a veces, demasiado en cuestiones institucionales y macroeconómicas. Hay momentos en los que la cantidad de cifras, siglas, acciones gubernamentales y de otros organismos es abrumadora; este hecho, sumado a la estructuración cronológica, torna repetitivas algunas partes del texto. Es normal si tenemos en cuenta el papel central de las instituciones en el proyecto turístico pensado para España, pero se echa de menos cierta visión más antropológica, el “encuentro” entre foráneos y locales y sus repercusiones sociales y políticas. No es que sea un elemento totalmente ausente en el análisis, pero aparece subyugado a la descripción de todo aquello que dependía de las altas esferas. Por otro lado, las múltiples anécdotas y los curiosos documentos a los que se alude (además de casi cien fotografías y carteles publicitarios) facilitan la inmersión en los resultados de esta fructífera investigación.

Libros relacionadosˇ
La%20invasi%c3%b3n%20pac%c3%adfica%20cub
La invasión pacífica
La invasión pacífica
Los turistas y la España de Franco
Sasha Pack