¿Qué es el poder? ¿Cómo lo utilizamos? ¿Sabemos sacarle la máxima rentabilidad a esa facultad, inherente al ser humano? ¿Y localizar su abuso?

“El poder no es ni bueno ni malo; es una energía, el motor humano para configurar el mundo, para influir en los demás, para causar impacto. Es una fuerza generadora y creativa. Necesitamos el poder.”

La estadounidense Julie Diamond, psicóloga y consultora empresarial, define el concepto en las primeras páginas de su libro El poder. Una guía de uso, recién publicado por Turner con traducción de Marta de Bru de Sala y Martí. En él la autora analiza ese término tan determinante para el funcionamiento del mundo como para el curso de la historia. Estudia las diferentes formas de emplearlo, enseña a conservar la autoridad y explica el funcionamiento de los roles de poder. Ayuda al lector a encontrar una utilización sana y equilibrada del poder personal en todos los ámbitos.

El poder supone una herramienta esencial a la hora de gestionar nuestros propósitos vitales y adquirir logros. También para la comunicación con el mundo y establecer relaciones con las personas, el poder está presente en casi todas las acciones y pensamientos.

Diamond sostiene en estas páginas que utilizar el poder de manera eficaz y positiva es una de las competencias básicas de la vida. Es fundamental para el desarrollo humano y para el aumento de la autoconsciencia. Por ello enseña cómo sacar el mayor rendimiento al poder personal, con el objetivo de emplearlo de forma efectiva y ética. Pero también explica cómo no caer en las trampas del poder, cómo evitar su abuso, localizarlo y entender por qué se da. El poder. Una guía de uso propone la oportunidad de poner en práctica sus consejos, basados en una teoría psicológica de vanguardia.

La autora es cofundadora del programa de liderazgo para mujeres Power² Leaderlab y del Process Work Institute. Su compromiso feminista es evidente en el libro, centrado en parte en empoderar a las mujeres y descubrir los roles de opresión que a veces se dan en sus relaciones.

“Nuestras peculiaridades pueden convertirse en un gran poder. Piensa en los superhéroes: casi todos son personas inadaptadas o excluidas, pero justo lo que los convierte en incomprendidos es también la fuente de sus superpoderes.”

 

La fotografía forma parte de la colección donada por Patricia MacVeagh al National Sporting Library and Museum