Sobre el cambio y los límites de la evolución