Historia

Desde que en 1970 Manuel Arroyo Stephens fundase la librería Turner en Madrid, nuestro nombre se ha asociado con la vanguardia de los libros, en parte debido a nuestro interés por lo que se hace a nivel internacional y en parte gracias a nuestra atención a la cultura más exigente y renovadora.

La librería Turner se especializó desde el principio en libros en otras lenguas, una oferta arriesgada y ante la que, en un contexto como el de aquellos años, solo ciertos intelectuales podían mostrarse receptivos. Esta apuesta pronto se enriqueció y se volvió más compleja: comenzamos a colaborar con la editorial alemana Topos Verlag, enfocada a la publicación de facsímiles, y lanzamos, en 1973, la colección Biblioteca del 36, que rescató revistas culturales de la época anterior a la Guerra Civil.

El interés por poner en circulación relatos en un formato de tan alta calidad como la de su contenido nos llevó a publicar ediciones limitadas de libros de artista y de bibliofilia desde finales de los años setenta y a lanzar, en 1982, la serie Itálica, que recogía, en edición de bibliófilo, algunas de las obras más importantes de la literatura en español, destinadas muy especialmente a coleccionistas.

A finales de los años ochenta, expandimos nuestra actividad y comenzamos a proporcionar servicios editoriales a terceros, siempre con el criterio de exigencia que había marcado nuestra actividad durante ya veinte años de existencia. Poco después lanzaríamos una nueva y exclusiva colección, Turner Música, dedicada a la publicación de ensayos y biografías musicales, que siempre ha sido muy reconocida entre el exigente lector de este tipo de obras.

En estas fechas empezamos nuestras actividades en México a través de alianzas con distintos entes, publicando libros fundamentalmente de arte y fotografía de la mano de instituciones tanto públicas como privadas y aportando nuestros conocimientos no solo editoriales sino de producción y manufactura de libros de arte de alta calidad. Fruto de estas actividades, el Banco Nacional de México (Banamex), y tras la compra de esta entidad financiera por el grupo Citibank, Citibanamex, nos encomienda el control de calidad de sus publicaciones. Esta colaboración se mantiene más de veinticinco años con más de una treintena de libros publicados.

Desde sus primeros años, cuando no era algo habitual, nos hemos caracterizado por la curiosidad, las conexiones culturales y el interés en conocer qué se está haciendo en otras partes del mundo. Estas señas de identidad se mantuvieron durante el cambio de siglo, época en la que, en colaboración con la Fundación Caja Madrid, comenzamos a editar la Revista de Libros, trabajamos junto al Design Museum de Londres y con el estudio arquitectónico Foster Partners, que nos encargó el control de calidad de todas sus publicaciones.

Dentro de ese espíritu de innovación, en 2005, coincidiendo con el 500 aniversario del Quijote, lanzamos junto al mítico editor Peter Mayer el audiolibro de Don Quijote en su versión completa (37 horas de grabación), dirigido por Manuel Gutiérrrez Aragón y con un distinguido elenco de voces.

El nuevo siglo nos trae un nuevo impulso y el acercamiento a un público más amplio con el lanzamiento de la colección Noema, en colaboración con el Fondo de Cultura Económica, y de la colección Armas y Letras. Nuestra vocación internacional se refuerza, además, cuando comenzamos a distribuir nuestro catálogo en Europa, Estados Unidos y América Latina.

En el ámbito de los servicios editoriales, ampliamos nuestra red de socios a grandes empresas españolas, mexicanas e internacionales, así como a museos y salas de exposiciones de primer nivel internacional, posicionándonos como empresa líder en el sector.

En 2010 forjamos una alianza con El Colegio de México con motivo del bicentenario de la Independencia y la Revolución mexicana y adaptamos a cómic la emblemática Historia Mínima de México. Esta colaboración permitió la coedición de la colección de Historias Mínimas, a la que nos sumamos apoyando a la distribución de los títulos previamente publicados y la publicación de otros nuevos que vinieron a engrosar el catálogo de ambas instituciones.

Pocos años después lanzamos una nueva colección: El Cuarto de las Maravillas, con la que, apelando a la curiosidad, buscamos lectores más jóvenes que puedan llegar ser fervientes interesados en el ensayo.

Finalmente, en 2020, en plena pandemia, cumplimos 50 años de existencia. Lo celebramos con una nueva colección en la que rescatamos títulos emblemáticos de nuestro catálogo con una nueva cara; la Colección AZ.

Tras todos estos años nuestro objetivo sigue vigente: fomentar la pasión por el libro como objeto de deseo.

Tras todos estos años nuestro objetivo sigue vigente: fomentar la pasión por el libro como objeto de deseo.