Lo que he aprendido sobre dar, aceptar y no sufrir